miércoles, 22 de junio de 2016

Qué bonito me parece que del llanto nazca una sonrisa.

Llegan las segundas elecciones y no parece que vayan a cambiar mucho los resultados respecto a las primeras. La novedad es que Unidos Podemos puede saltar como histórica segunda fuerza, a partir de ahí, las mismas necesidades de pactos que con las anteriores.

La unión de Garzón e Iglesias genera ilusión a los que como yo, llevábamos tiempo pidiendo la confluencia. Ojalá fuera Garzón el líder del partido, Iglesias no es santo de mi devoción, aunque nadie le puede quitar el mérito de haber transformado la realidaZ política de este país.

Mientras tanto sólo tengo la esperanza de dejar atrás un gobierno que no lo puede haber hecho peor, dejar atrás a políticos de los que no queda otra que dudar sobre su humanidad, porque de su falta de integridad ya han dado verdaderas muestras. Dejar atrás políticas rácanas, inhumanas, sangrientas, interesadas, injustas, ineficaces.... y un largo etcétera.

Mi voto lo tengo claro, es imposible saber si lo harán bien pero tengo la total confianza de que lo harán mejor que el resto... que por otra parte no es difícil.

Para acompañar la Imáfora, Pelusas. SaluZ, besos y abraZos.